Barcelona, lugar de grandes negocios

Barcelona ha logrado convertirse en una de las ciudades europeas más propicias para hacer negocios. Poseedora de una larga tradición empresarial y comercial, Barcelona atrae emprendedores locales y extranjeros, quienes crean empresas relacionadas con los sectores más avanzados, como las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), la biotecnología, la energía, el diseño, las ciencias sociales, la aeronáutica, la aeroespacial o la movilidad. De hecho, la mayoría de las startups españolas tienen su sede en Barcelona.

“Elegimos Barcelona porque es el centro neurálgico de todos los avances en tecnología. Aquí se celebran los eventos más prestigiosos del sector y están localizadas las grandes empresas, de manera que las posibilidades de encontrar financiación y apoyo son más elevadas” comenta Lorena Vegas, directora de una startup española.

Su localización geográfica y sus infraestructuras son otros de los factores que favorecen a esta situación, ya que Barcelona es considerada como el punto de conexión entre el norte de Europa y el sur, con más de 33.000 empresas especializadas en operaciones logísticas y en transporte de mercancías, exportadores e importadores y operadores internacionales.

En este sentido, su aeropuerto transporta más de 100.000 toneladas de mercancías, y su puerto marítimo, conectado a la red ferroviaria europea, es el primer puerto de cruceros de Europa y del Mediterráneo, y figura en la cuarta posición en el ranking mundial.  Además, Barcelona cuenta con un tren de alta velocidad  y una red de autopistas que la unen con Europa, concretamente permite desplazarse en tan sólo dos horas a Francia por carretera y en un día a las principales capitales europeas.

Un claro ejemplo de que Barcelona está configurándose como uno de los grandes centros de negocios europeos, es la elección de ciudad condal como sede de la tienda más grande la firma Brompton, fabricante de bicicletas urbanas plegables de primera calidad.

“El hecho de que Barcelona sea un importante centro de negocios, conectado con las ciudades europeas, sumado a la alta tasa de bicicletas Brompton por capita que hay en la capital catalana, han favorecido a que la marca escogiera Barcelona como sede de esta tienda” comenta Mario Ferrandis, representante de Brompton Barcelona.

De esta manera, Barcelona sigue posicionándose como un punto clave de negocios en Europa.