El sector de la reumatología en Cataluña

El sector de la reumatología en Cataluña presenta fuertes contrastes. Por una parte, es la región española líder en innovación en esta área gracias a los numerosos estudios e investigaciones sobre nuevos tratamientos que se desarrollan en el Institut Català de Reumatología, y que están consiguiendo mejorar la calidad de vida de numerosos pacientes con enfermedades reumáticas.

“El trabajo que está llevando a cabo este Instituto es impecable, todos sus pacientes salen satisfechos de sus instalaciones y está a la vanguardia en los últimos métodos que se están experimentando por todo el mundo” afirma un importante reumatólogo.

Sin embargo, un estudio elaborado por Reumatología Clínica pone de manifiesto una deficiencia de reumatólogos en Cataluña.

Dicho informe revela que en Cataluña hay únicamente 138 reumatólogos, de los cuales, seis (4%) facultativos ejercían únicamente en el sector privado, uno se encontraba inscrito en el paro y uno se dedicaba exclusivamente a la investigación.

Ciento treinta (94%) médicos (62 varones/68 mujeres con una edad media ± desviación estándar de 47±9 años) realizan actividad reumatológica en el sector público, de ellos, 75 (57,7%) médicos trabajaban en el ámbito hospitalario, 5 (3,8%) en la atención primaria y 50 (38,5%) en ambos. Ciento diez (84,6%) facultativos realizaban una dedicación completa (más de 30 h/semana) y 20 (15,4%) una dedicación parcial. Setenta y ocho (60%) reumatólogos también trabajan como reumatólogos en el sector privado.

Por lo que respecta al tipo de contrario, 105 (80,8%) eran fijos, 9 (6,9%) interinos, 2 (1,5%) eventuales y 14 (10,8%) con otro tipo de contrato, entre los que se incluían becas, sustituciones y comisiones de servicios, entre otros.

Estos datos suponen un incremento bastante alto en comparación con el estudio previo realizado en 2005 de únicamente 6 reumatólogos (5%). En este sentido, el aumento previo durante el periodo comprendido entre 1997 y 2005 fue del 40% y durante el periodo 1990-1997 el aumento fue del 20%.

Sin embargo, 7 hospitales catalanes que no disponen aún de reumatólogo y  la mayoría tampoco cuentan con enfermería, algo recomendado por la Sociedad Española de Reumatología que aconseja que en cada unidad de Reumatología haya una consulta de enfermería y que es recomendable una enfermera por cada 3 consultas médicas y un auxiliar por cada 2 consultas médicas para ofrecer un mejor y más completo servicio a los pacientes.

En definitiva, a pesar de las mejorías y de la apuesta por la innovación del Institut de Reumatología sigue habiendo aún mucho que hacer en el sector de la reumatología en Cataluña.