¿Has probado una cámara acuática sumergible?

Me encanta el mar y me fascina ver el fondo del océano con unos espejuelos de buzo puestos. Se ve todo tan fascinante. Las rocas, lo corales, los peces. También me he llevado algún susto, como una vez que estuve frente a un enorme pez aguja. Pensé que me daría un infarto. Creo que podría hacer un interesante documental, por eso he decidido comprar camaras acuaticas sumergibles para llevar adelante mi proyecto.

No estoy solo en esto. Tengo varios amigos que comparten mis dos pasiones: el océano y el cine. Por eso juntos tenemos pensado hacer un documental sobre el fondo del océano en distintas temporadas. Por eso tenemos tanto interés en estas cámaras acuáticas que se pueden sumergir a distintas profundidades. Porque cuando uno sabe de estas cosas se da cuenta de que el océano, al igual que la tierra, no es el mismo en otoño, que en verano, en invierno o primavera.

Es todo un universo fascinante que quisiéramos compartir con los demás y el cine es la mejor forma de hacerlo porque las imágenes son muy poderosas. Lo que se consigue con las imágenes en movimiento no se logra a través de ninguna otra manifestación artística.