¿Qué es la innovación empresarial?

Realmente, la innovación empresarial es un concepto muy complicado de definir y de explicar a las personas que son ajenas a él.

En primer lugar hay que tener en claro que la innovación empresarial es una necesidad real de cualquier empresa, no una simple opción. Las organizaciones no pueden quedarse atrás, tienen que adaptarse a los cambios que se generan constantemente en la sociedad para sobrevivir, de lo contrario están destinadas al fracaso.

Del mismo modo, es conveniente remarcar que la innovación no es una simple moda. Aunque de un tiempo a esta parte, todas las empresas quieran presumir de ser innovadoras, esto es algo que va mucho más allá de las mismas tendencias, al ser un un aspecto clave en el desarrollo de las compañías.

Otro punto que hemos de tener en cuenta al definir la innovación empresarial es que ésta, en teoría, debe integrarse dentro de la cultura de la organización, al menos para que funcione correctamente.

Por otra parte, hay que ser conscientes de que apostar por la innovación significa proporcionar un valor añadido a nuestros clientes, es decir, no quedarnos únicamente con lo básico y ver cuáles son los otros beneficios que les podemos generar para que decidan elegir nuestra marca en vez de otra.

En este sentido, la innovación se inicia en las personas que forman parte de la organización, motivándolas por mejorar la empresa, continúa con los procesos internos y finalmente llega hasta el producto y/o servicio, pero siempre empieza desde dentro hacia fuera.

Asimismo, tenemos que recordar que existen múltiples formas de innovar. Normalmente, la gente cuando piensa en innovación se le viene a la mente la tecnología, pero hay muchas otras maneras. La innovación empresarial también hace referencia a la gestión de personas, a las técnicas de ventas empleadas o al método de atención al cliente utilizado. En todas estas vertientes se pueden efectuar acciones innovadoras.

En último lugar, cabe mencionar que la innovación es el fruto del esfuerzo intelectual, económico y temporal de un conjunto de personas que han querido poner sus conocimientos y habilidades al servicio de esta disciplina con la finalidad de mejorar el desempeño de la empresa para la que trabajan.