Las empresas metalúrgicas también apuestan por la innovación

¿Quién dijo que la innovación es sólo cosa del tercer sector? La industria también se está poniendo las pilas para conseguir mejorar sus procesos a través de la innovación, especialmente las empresas metalúrgicas.

“Sabemos que la innovación es lo que va a hacer que logremos mantenernos en el mercado porque ya lo hemos visto. Las empresas que han decidido, en contra del sentido común, seguir con las mismas técnicas del siglo pasado han acabado desapareciendo debido a que han dejado de ser productivas. Ahora lo que necesita este sector son nuevas tecnologías con las que logremos que las tareas sean más sencillas y sobre todo que se hagan en un tiempo menor”, comenta Andrea Velázquez, responsable de una empresa metalúrgica.

De hecho, muchas de estas empresas están comprando maquinaria especializada a otros países como Estados Unidos o Alemania, con el objetivo de empezar a competir en igualdad de condiciones con ellos.

“No podemos quejarnos de que nuestra industria no avanza y de que otros países siguen siendo los líderes si no hacemos nada por competir con ellos. El primer paso es tener la misma infraestructura tecnológica con la que podamos ofrecer sus mismos precios al abaratar costes, a partir de ahí ya estamos en igualdad de condiciones y solo nos queda demostrar que somos mejores ofreciendo un valor añadido”, sostiene.

Este valor añadido puede ser la innovación. En este sentido, algunas empresas del sector metalúrgico están invirtiendo en I+D para conseguir lanzar una idea vanguardista y poder triunfar.

“Si nosotros no invertimos en innovación en nuestro sector, nadie lo va a hacer por nosotros. No somos un área esencial como la medicina, en la que obviamente también invierte el estado para mejorar su calidad, sino que al ser un disciplina secundaria la responsabilidad de la innovación recae directamente sobre nosotros, teniendo que invertir en contratar a profesionales cualificados que se dediquen a investigar nuestros procesos y a buscar soluciones para nuestros problemas más comunes y así lograr innovar para ser más competitivos a todos los niveles”, señala el especialista.

Las empresas metalúrgicas calculan que en un plazo no superior a cinco años, conseguirán obtener grandes resultados de esta inversión.